»

Sep 03

Disfrutar del todo incluido en Punta Cana

todo incluido

La República Dominicana es uno de los destinos de vacaciones por excelencia. La belleza de sus playas y la tranquilidad que aporta está muy valorada por los turistas. Aquí recogemos las opiniones de una familia que optó por el formato de la pulsera con todo incluido en un hotel.

Durante los diez días que Mireia Aguilar (26 años) estuvo en Punta Cana, llevó una pulsera blanca de plástico en la muñeca, gracias a la cual podía pasearse por el hotel donde se alojaba y hacer uso de todas sus instalaciones. A pesar de que confiesa que la pulsera le molestaba bastante y tenía ganas de sacársela, Riviera Maya fue la mejor experiencia que ha tenido viajando en un hotel de “todo incluido”. “Me gustó por la amabilidad de la gente y la alegría que demuestran a pesar de su situación económica. Además, la animación del hotel estaba muy bien”, explica.

Viaje para toda la familia

Mireia acostumbra a viajar a este tipo de hoteles con su familia. “Aunque de entrada no lo parezca, viajar de este modo te da mucha tranquilidad económica. Sabes cuánto te gastarás exactamente durante las vacaciones, te olvidas de pagar gastos y sale muy bien de precio”, explica su padre, José Luis Aguilar (57 años), que añade: “Con la pulsera, te despreocupes de traer dinero encima, te relajas y te dedicas a descansar y a disfrutar de los alrededores. Además, normalmente puedes estar en hoteles de calidad y entornos paradisiacos”. Por su parte, Mireia opina que, además de conocer nuevas culturas y otras maneras de vivir, como pasas unos días con la misma gente, haces nuevos amigos. “Acabas aprendiendo a bailar con un animador o ayudas a preparar juegos nuevos en la playa”.

Según la experiencia vivida por Mireia, el día en estos hoteles de pulsera suele empezar a las 8 h, que es la hora de almorzar. “Después los clientes van a la playa o a la piscina del hotel o de los hoteles, puesto que en muchos casos son cadenas y te permiten acceder a las diferentes instalaciones”, explica Mireia. Las tardes se aprovechan para hacer actividades organizadas por estos alojamientos, como por ejemplo tiro con arco, baile o waterpolo, o para salir un poco, hacer excursiones y conocer lo más interesante de cada destino. “Hacia las 21 h, todo el mundo se ha duchado, arreglado y ya está preparado para una buena cena y disfrutar de la animación nocturna”.

A pesar de que encuentra muy cómodo el hecho de poder ir con la pulsera y no tenerse que preocupar de traer dinero encima, y siempre le gusta participar en las actividades que ofrecen los hoteles, cuando viaja con “todo incluido”, Mireia a veces echa de menos conocer más la cultura del país de destino. “No siempre puedes descubrir con profundidad el país donde estás y las personas que viven -comenta-. Sobre todo si optas por aprovechar la pulsera cada día y a todas horas. Es muy fácil quedarte apalancado en el hotel y dejar de moverte por la ciudad, por los pueblos del país. Seguramente te pierdes excursiones o caminatas que valen mucho la pena”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>